Registro tu

grupo pequeño

Conferencia

Ellas

Síguenos

Vol 5: Con calma.

Ya que las plantas están de moda, sigamos hablando de ellas un poco más. Hablemos de la raíz, de la parte oculta de la planta. La raíz está bajo tierra, no visible, pero es de vital importancia para la planta. Sus 3 principales funciones son las de absorber nutrientes y agua del suelo, la fijación, que es lo que permite que la planta permanezca anclada, y la conducción, que es la que hace que lleguen todos los nutrientes a toda la planta. Pero esta parte de la planta también puede contaminarse o enfermarse, lo cual hace que toda la planta muera o no produzca el fruto esperado. Para terminar con la parte aburrida, la raíz puede ser removida y también puede sanar. Lo que hacen es remover toda la tierra, limpiar el lugar donde estaba para que no vuelva a crecer nada que la contamine y permitirle crecer sana.

Supongo que ya sabes a donde voy. A veces esto pasa en nuestras vidas. A lo largo de estos días hemos hablado de nuestros pensamientos, de cómo estos generan emociones, y a la larga estas nos llevan a tomar decisiones. Y qué sucede si pasa el tiempo y nunca detuvimos este proceso en nuestras vidas, ahí es cuando las acciones repetidas generaron hábitos en nuestras vidas, raíces profundas que a veces parecen imposibles de ser removidas. Raíces enfermas que enferman todo en nuestra vida.

Tal vez eras muy pequeño la primera vez que escuchaste de alguien “tu cuerpo es feo”, pero ese pensamiento se repitió tanto en ti que comenzaste a creerlo y sentirlo, y a la larga comenzaste a hacer cosas para “ser mejor”. Tal vez te castigaban si no sacabas buenas notas y sin que dijeran algo eso te hizo pensar que “solo complaciendolos serás amado” y eso te llevó a que el día de hoy no puedas decir no a nada para sentirte aceptado. ¿Lo ves? Hay hábitos que de manera inconsciente hemos desarrollado y dirigen nuestro día a día. Todo hábito destructivo o una forma de pensar contaminada, afecta todo lo que haces.

Si algo hemos entendido, es que nuestra vida es un proceso largo, y nuestro cambio nunca tendrá la finalidad de ser perfecto sino de alinearnos a la voluntad de Dios para nuestra vida.

En Hebreos 11:1 dice: “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante.”

Quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Cambiemos la palabra pecado por hábito dañino. Ese hábito dañino que tanto quieres cambiar o incluso del cual aún eres inconsciente, ¿no es acaso un peso? ¿no es un peso que te impide avanzar?, ¿no es algo que te hace tropezar una y otra vez?

Y quizás como cristianos nos hemos creído la mentira de que sólo se trata de cambiar nuestras acciones y “ser buenos a los ojos de los demás”, Dios no necesita que finjas que todo está bien delante de él cuando sabes que no es así. Puedes ocultarte delante de los demás pero no con Dios. De nada nos sirve cambiar actitudes o acciones superficiales si nuestra forma de pensar sigue igual, no se va a sostener en el tiempo. Son tus pensamientos los que dictan tu vida, entonces, cultiva buenos pensamientos y cosecharás buenos hábitos para tu vida.

Puedes descansar en que Dios es el primer interesado en verte tener una vida en abundancia, siendo él quien va cambiar de tí lo que necesita ser cambiado. Pero tú labor está en agarrar tus pensamientos y llevarlos a la verdad de la Palabra. Dios nos ha dado un espíritu de amor, poder y dominio propio (2 Timoteo 1:7) y esa es una promesa a la que puedes aferrarte. Dios nos ha dado dominio propio, es decir la capacidad de tener disciplina para sobreponernos y no quedarnos como estamos.

Volvamos a la raíz. La función de la raíz no es mala, pero tal vez la raíz que está ahora oculta en tu corazón está enferma, y está contaminando todo lo que sale de ti. Entonces comienza a cambiar tu tierra, limpia el lugar, para que tengas una raíz fuerte. ¿De que estás nutriendo tu raíz? Si la nutres de la palabra, esta nutrirá todo en ti. Una raíz bien nutrida provoca que la planta permanezca fortalecida, y de la misma manera ocurre en tu vida. Una raíz sana provoca que permanezcas plantado y fortalecido.

Como hemos visto a través de este devocional, Dios está contigo, y no ha terminado contigo. Recuerda lo que hemos aprendido, no se trata de negar o invalidar lo que sientes o estás sintiendo sino de que involucres a Dios en el proceso, de que así como David corras con las pocas fuerzas que sientas tener, a la presencia de Dios. Ahí serás renovado de adentro hacia afuera. Recuerda que tus pensamientos determinan todo, y tu puedes tener una mente fuerte y sana, dependiendo lo que permites que entre y la alimente.

La ansiedad, depresión, estrés, pensamientos suicidas, son reales, pero también lo es el poder de Dios para liberarnos de todo eso, el amor de Dios para acompañarnos en el proceso y la gracia de Dios para guiarnos paso a paso.

Versículos:

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.” 2 Timoteo‬ ‭1:7‬ ‭NTV

“Somos humanos, pero no luchamos como lo hacen los humanos. Usamos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos. Destruimos todo obstáculo de arrogancia que impide que la gente conozca a Dios. Capturamos los pensamientos rebeldes y enseñamos a las personas a obedecer a Cristo; y una vez que ustedes lleguen a ser totalmente obedientes, castigaremos a todo el que siga en desobediencia.” 2 Corintios‬ ‭10:3-6‬ ‭NTV

“Pues el que se alimenta de leche sigue siendo bebé y no sabe cómo hacer lo correcto. El alimento sólido es para los que son maduros, los que a fuerza de práctica están capacitados para distinguir entre lo bueno y lo malo.” Hebreos‬ ‭5:13-14‬ ‭NTV

Recursos

Wallpaper

Para imprimir













Petición de oración

Escribenos aquí tu peticion de oración

¿Eres nuevo en caminodevida?

¡Bienvenido a casa! Nos encantaría saber más de ti, y orar si tienes alguna necesidad de oración. ¡Gracias por tomar el tiempo de llenar estos datos!