Previous slide
Next slide
Conferencia
en familia
Conferencia
La Sal

SALVACIÓN

Reproducir vídeo

La salvación es salvarse del infierno, de una relación rota con Dios y de las maldiciones que destruyen a la humanidad a causa de la caída de Adán en el Jardín del Edén.

Dios hizo a Adán y le dio dominio sobre la tierra, pero Adán cometió alta traición y dobló su rodilla ante un espíritu desterrado llamado Satanás; y con su caída, le dio el dominio de la tierra a él. Dios envió a Jesús como el segundo Adán para redimir de su pecado a los hijos de Adán y para redimir esta tierra del dominio de Satanás.

Creer en Jesucristo como tu Señor y Salvador, es recibir esta misma redención y todo lo que él ha hecho por ti a través de su único y perfecto sacrificio en la cruz. Tus pecados han sido pagados para siempre, ahora recibes la propia justicia de Dios y puedes entrar con valentía a su presencia. Él ya no será solamente el Dios Todopoderoso para ti, sino que también será tu Padre celestial.

En lugar del dolor, sufrimiento y carencia que siguen a este mundo caído, puedes ver a tu papá Dios y esperar confiadamente en su provisión, protección y bendiciones para tu salud. Y por último, pasarás la eternidad con Dios, en el cielo como tu hogar.

La paga del pecado es muerte (Romanos 6:23); y nosotros mismos, no tenemos forma de escapar del castigo por nuestros pecados. Sin Cristo, solo teníamos un boleto de ida, y era para estar en una separación eterna de Dios.

Sin embargo, nuestro Dios es un Dios bueno y es un Dios de amor (1 Juan 4:8, 16). Y debido a que él nos ama tanto, nos proporcionó una salida del infierno (Puedes leer Mateo 5 y Marcos 9) hacia la vida eterna (Juan 3:16).

Así que Dios envió a su propio Hijo amado, Jesucristo, para tomar nuestro lugar en la cruz, para llevar en su cuerpo  todo el peso de la ira de Dios y el castigo por todos nuestros pecados, y para morir nuestra muerte. Solo Jesucristo, el Hijo de Dios, perfecto y sin pecado (Hebreos 4:15), puede satisfacer plenamente las justas demandas de la santidad de Dios en pago por nuestros pecados.

Por lo tanto, es solo a través de nuestra fe en Jesús y su obra perfecta y terminada, que podemos ser salvos, entrar con valentía en la presencia de nuestro Padre celestial (Hebreos 4:16), y esperar vida abundante en la tierra (Juan 10:10) y un futuro glorioso en el cielo. No hay otra forma de ser salvo aparte de tomar la decisión de aceptar lo que Jesús ha hecho por nosotros. (Hechos 4:12)

La salvación es un regalo de Dios y se obtiene al creer en Jesús y solo en él.

En Juan 14:6, la Biblia nos dice muy claramente que Cristo es el único camino a Dios y a la vida eterna. Y en Romanos 10:9-11, la Biblia nos dice cómo ser salvos y tener vida eterna. Y es por creer en nuestro corazón de que Jesús murió por nuestros pecados y resucitó de la tumba; y confesar con nuestra boca que él es nuestro Señor y Salvador.

Para aceptar a Cristo en tu vida y ser salvo, por favor repite esta oración de salvación.

“Padre nuestro que estás en los cielos, hoy día yo quiero abrir mi corazón a Jesús. Jesús yo creo en ti y yo sé que has muerto por mí, perdóname por mis pecados y entra ahora en mi corazón; hazme un hijo tuyo, y enséñame, Jesús, a vivir por ti el resto de mi vida. En el nombre de Jesús, amén”.

Una vez que hayas aceptado a Jesús en tu vida, toda tu posición en el reino de Dios cambia, ya no eres más un pecador, eres una nueva creación en Cristo (2 Corintios 5:17), y un heredero de Dios (Romanos 8:17).

Hoy, así como Jesús está en el cielo, ¡tú lo estás en este mundo! (1 Juan 4:17) Dios te ama incondicionalmente y quiere bendecirte. Él estará siempre de tu lado (Romanos 8:31), y él ha declarado que nunca te dejará ni desamparará (Hebreos 13:5).

Es muy importante que sigas escuchando acerca de Jesús y tu nueva identidad en él, y aprendas acerca de todas las bendiciones que él compró para ti en la cruz para que puedas disfrutarlas.

Para ayudarte en los primeros pasos de tu caminar como creyente, te invitamos a leer “Un nuevo tú”, un librito virtual que puedes descargar totalmente gratis en cdv.pe/unnuevotu, es nuestro regalo para ti. También, te invitamos a llevar Crecer una clase en 4 pasos que te ayudará a dar los siguientes pasos. Puedes unirte cualquier domingo en cdv.pe/crecer.

Para ayudarte en tu caminar como creyente, te animamos a encontrar y asistir a una iglesia que esté cerca del lugar donde vives o si lo prefieres de manera online.

Creemos que el corazón de Dios por cada creyente es que encuentre, pertenezca y crezca en una comunidad donde escuche y sea animado a través de mensajes y enseñanzas de la Palabra de Dios (Hebreos 10:25). En una iglesia local, recibirás el amor, la guía y el apoyo de otros creyentes y líderes de la iglesia.

Confía en que el Señor te guiará a una iglesia local que te ayudará a ver, escuchar y aprender más acerca de Cristo.

Nos encanta esta pregunta, ya que el mejor lugar donde puedes seguir avanzando en tu nueva relación con Jesús es en la iglesia, y si deseas que caminodevida sea tu casa, eres más que bienvenido.

Te invitamos a seguir conectado a nuestros servicios online cada domingo en cdv.pe/online o a cualquiera de nuestras reuniones por edades.

Un buen siguiente paso es llevar Crecer, una clase en 4 pasos que te ayudará a entender más de Dios y de la iglesia. Son todos los domingos vía Zoom ingresando en cdv.pe/crecer.

Si deseas conectarte con la familia de la iglesia y hacer nuevos amigos te invitamos a unirte a un grupo pequeño en cdv.pe/gp. Y si tienes más preguntas no dudes en escribirnos a nuestras redes sociales o nuestro whatsapp +51 965 399 227.













Petición de oración

Escribenos aquí tu peticion de oración

¿Eres nuevo en caminodevida?

¡Bienvenido a casa! Nos encantaría saber más de ti, y orar si tienes alguna necesidad de oración. ¡Gracias por tomar el tiempo de llenar estos datos!