Previous slide
Next slide
Conferencia
en familia
Conferencia
La Sal

Vol 2: Andas en mi cabeza.

Mi pregunta para ti es la siguiente: ¿Alguna vez te has detenido a pensar en lo que estás pensando? ¿Sabes que pensamos entre 50 000 y 80 000 pensamientos al día? Nuestros pensamientos tienen el poder de llevarnos a ansiedad, estrés, y todas esas estaciones en las que no disfrutamos estar. Nuestros pensamientos direccionan nuestra vida en muchos aspectos. Sin embargo, simplemente los dejamos ser, dejamos que pensamientos negativos se queden en nuestra mente y tomen el timón de nuestras vidas, emociones, acciones y a la larga, hábitos. Y “sin darnos cuenta” terminamos muchas veces en lugares inestables y oscuros. Sí es cierto que no siempre podemos controlar qué llega a nuestra mente, pero sí podemos elegir qué se queda, y a largo plazo qué tiene influencia sobre nosotros. 

Lo sé, suena imposible. A veces nuestros pensamientos corren tan rápido, uno tras otro que parece imposible alcanzarlos. Les contaré un poco de mi, por más de que no sepan quién soy en realidad. Soy cristiana desde pequeña, y recuerdo lidiar con ansiedad, sólo que no sabía que era ansiedad. Mi mamá se iba a trabajar y me quedaba con mis hermanas y abuela en casa, estaba bien acompañada, pero me quedaba llorando en la ventana que daba a la calle esperando que mi mamá regresara. No era simplemente tímida, no era simplemente una niña engreída. Y durante mi adolescencia por muchas situaciones en mi vida, me sumergí en una profunda depresión. Mi mente era el lugar que más miedo me daba. 

Hace poco, habiendo ya pasado un proceso largo de sanidad, donde encontré libertad de todo lo que me ataba, pasé por una situación muy dolorosa y difícil que me llevó internamente a un lugar muy oscuro. Teniendo ya muchas herramientas, mucho conocimiento de la palabra, y una muy linda relación con Dios, decidí buscar ayuda profesional, y me diagnosticaron ansiedad y depresión. Sin embargo, algo en mi recibió esas palabras con mucha esperanza, algo en mí sabía que estaría bien. Recibir un diagnóstico me hizo recordar que no soy mi diagnóstico. ¿Por qué te cuento esto? Porque hay esperanza, sin importar cuál sea el estado de tu alma hoy, de tu mente, hay esperanza para ti también.  

“El mundo no tiene principios… El mundo no pelea de manera justa. Pero nosotros no vivimos ni peleamos nuestras batallas de esa manera; nunca lo hemos hecho y nunca lo haremos. Las herramientas de nuestro trabajo no son para el marketing o la manipulación, sino para demoler toda esta cultura masivamente corrupta. Usamos nuestras poderosas herramientas de Dios para romper filosofías distorsionadas, derribando barreras que se levantaron contra la verdad de Dios, posicionando cada pensamiento, emoción e impulso suelto, en la estructura de una vida moldeada por Cristo. Las herramientas que tenemos están listas para despejar el terreno de cada obstáculo y construir vidas de obediencia hasta la madurez.”2 Corintios 10: 3-6 MSG

¿Lo ves? El diablo no pelea de manera justa, la cultura tampoco, pero Dios ha puesto las mejores herramientas a nuestro alcance para derribar cada sistema de creencia que te hace pensar que hay algo malo en ti y derribar las barreras que se levantaron contra la verdad de Dios. 

Yo sé que experimentar ansiedad es mucho más que sentirte mal por un pensamiento, que experimentar depresión es más que solo estar un poco triste, pero Dios también lo sabe. Y su deseo no fue que viviéramos así, Jesús vino para darnos vida, y vida en abundancia. 

Entonces piensa por un instante en esto, ¿cuáles son las barreras en tu vida que se levantaron contra la verdad de Dios? y ¿cómo reconocerías que hay barreras contra la verdad si no conoces la verdad de Dios? La palabra de Dios es muy clara, “La verdad te hará libre”. La verdad que eliges creer o te encierra o te hace libre, o te da vida o te lleva a muerte. La verdad de la palabra es la que nos hace libres, libres de todo. 

Es tu decisión posicionar tus pensamientos, emociones, e impulsos en la verdad. Conócete, sé más consciente de los pensamientos que estás permitiendo que se queden en tu mente, y llénate de la verdad de la palabra, porque esta te hará libre, no una vez, sino cada vez que necesites libertad de un pensamiento. Cada vez que sientas que cualquier sentimiento o pensamiento se está levantando como una barrera, recuerda que sí puedes hacer algo. Renovar nuestra mente es cómo limpiar nuestro cuarto, no lo haces una vez al año porque se volverá a ensuciar, lo haces cada ciertos días (espero) justamente para que no se ensucie. Renueva tu mente, una y otra vez, protege tu mente, protege tu corazón. Porque tus pensamientos determinan mucho tus decisiones. 

Y si necesitas ayuda, pídela. Habla, sácalos de ti.

Versículos:

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” ‭‭Romanos‬ ‭12:2‬ ‭NTV‬‬

“Luego Jesús entró en la barca y comenzó a cruzar el lago con sus discípulos. De repente, se desató sobre el lago una fuerte tormenta, con olas que entraban en el barco; pero Jesús dormía. Los discípulos fueron a despertarlo: —Señor, ¡sálvanos! ¡Nos vamos a ahogar! —gritaron. —¿Por qué tienen miedo? —preguntó Jesús—. ¡Tienen tan poca fe! Entonces se levantó y reprendió al viento y a las olas y, de repente, hubo una gran calma. Los discípulos quedaron asombrados y preguntaron: «¿Quién es este hombre? ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!».” ‭‭Mateo‬ ‭8:23-27‬ ‭NTV

Recursos

Wallpaper

Para imprimir













Petición de oración

Escribenos aquí tu peticion de oración

¿Eres nuevo en caminodevida?

¡Bienvenido a casa! Nos encantaría saber más de ti, y orar si tienes alguna necesidad de oración. ¡Gracias por tomar el tiempo de llenar estos datos!