Registro tu

grupo pequeño

Conferencia

Ellas

Síguenos
Día 1: Jesús también lloró.

¿Alguna vez te has sentido roto? Tus papás se divorciaron y tu familia feliz ya no es tan feliz. Tal vez alguien que amabas mucho ya no está, tal vez tu mejor amiga o amigo traicionaron tu confianza. Simplemente todo salió mal y nada salió como esperabas.

Y te encuentras llorando. Ese llanto que viene de la nada cuando simplemente te preguntan: “¿cómo estás?”

Jesús también lloró. En Juan 11: 33-35 dice: “Al ver llorar a María y a los judíos que la habían acompañado, Jesús se turbó y se conmovió profundamente—¿Dónde lo han puesto? —preguntó. —Ven a verlo, Señor —le respondieron. Jesús lloró”. (NVI)

¿Te has sentido así? Jesús también, y en su amor nos dejó un gran ejemplo. Él sintió esta tristeza, pero no se quedó ahí llorando, no dejó que esto lo consumiera, sino que en este preciso momento, buscó a su padre, buscó a Dios.

Dios no lo iba a dejar así, de la misma manera que no nos va a dejar así a nosotros, no nos deja solos. Él, mejor que nadie, sabe cómo volver a armar nuestras piezas rotas y restaurarnos.

Jesús sabía que su Padre estaba en medio de cada momento para renovar sus fuerzas, para recordarle quién era y cuál era su propósito. Jesús sí lloró y sintió una profunda tristeza, pero en medio de eso siempre dijo: “que se haga tu voluntad Dios”. Jesús le dio propósito a su dolor.

En la cruz, Jesús sembró con lágrimas, y eso hizo que hoy nosotros podamos celebrar la cosecha de su sacrificio, cantando de alegría y agradecimiento. (Leer Salmos 126:5)

Recuerda:

  • Nunca sientas que no debes llorar porque eso te hace más fuerte, al contrario, llorar y depender de Dios nos hace más fuertes.
  • Recuerda que Jesús también sintió dolor pero Dios no lo dejó así.
  • Recuerda que él siempre estará para ti y puede restaurar. Siempre podemos encontrar propósito en el dolor así como Jesús lo hizo.

Te desafío a que ofrezcas a Jesús tus lágrimas, tu corazón quebrantado, o simplemente tu vida así como está. Dios tiene un propósito para ti, así que siembra tu vida en ese propósito.

Versículos:

“El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado”. (Salmos 34:18 NTV) 

“Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que él hizo y quedarán asombrados; pondrán su confianza en el Señor”. (Salmos 40:1-3 NTV)

Recursos

Wallpaper

Para imprimir













Petición de oración

Escribenos aquí tu peticion de oración

¿Eres nuevo en caminodevida?

¡Bienvenido a casa! Nos encantaría saber más de ti, y orar si tienes alguna necesidad de oración. ¡Gracias por tomar el tiempo de llenar estos datos!