¡Hola iglesia y buenos días! 

Hoy día, 25 de julio y 132 días que estamos en este estado de emergencia.

Hoy día tengo un pensamiento para darles y un pasaje para leer. El pasaje se encuentra en este capítulo tan conocido, en el libro de Romanos capítulo 8, del verso 15 en adelante, dice así: “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción…”.

Mire la Biblia dice: hasta la misma creación sabe que está corrupto y está herido, este no es el mundo que Dios creó; por lo cual, la Biblia dice: la creación misma está esperando la manifestación de los hijos de Dios. Este término: hijos de Dios, que somos sus hijos por adopción y coherederos de la promesa, si es que padecemos en este tiempo con él. No fuimos creados para este mundo, fuimos creados por más. Es como si la creación misma sabe que estamos aquí y está esperando que Dios nos libere de toda esta corrupción que hay en el mundo.

Es interesante, leí un dicho el otro día que a veces dice Sam Chand: No nos damos cuenta cuánto necesitamos los unos a los otros hasta en momentos como este. Nos damos cuenta cuánto queremos estar juntos y estar con la familia.

El otro día, por primera vez en cuatro meses, Karyn y yo nos aventuramos fuera de la casa y fuimos a la casa de Taylor para ver mis nietas, la familia; y yo recuerdo, cuando entro, una de las gemelas me ve y llora, ve el teléfono y lo apunta: tú estás allá, no estás aquí, ¿qué haces tú aquí?; y por un momento me di cuenta qué extraño era estar presencial, pero cuánto lo necesitamos.

Cuando fui a visitar a Jenna, y Jenna un par de veces me ha traído víveres a mi casa, debe ver como ella se viste, parece un astronauta, todo en plástico, con su máscara, tapada por todo lugar. Pero esto no es lo que anhelamos, cuánto nos hemos dado cuenta: no solo te necesito, pero te quiero y quiero estar juntos con la gran familia de Dios; pero mientras tanto, nos veremos mañana el día domingo,  online, tomando el cuidado de este momento.

Te quiero, quiero abrazarte por eso cuídense, protéjanse y nos veremos online, Dios los bendiga, chau.

Petición de oración

Escribenos aquí tu peticion de oración

¿Eres nuevo en caminodevida?

¡Bienvenido a casa! Nos encantaría saber más de ti, y orar si tienes alguna necesidad de oración. ¡Gracias por tomar el tiempo de llenar estos datos!