Papis, empiecen una conversación con sus hijos(as) con estos puntos que están a continuación:

1. ¡No tienes que preocuparte!

Hay una canción hecha por un hombre llamado Bobby McFerrin lanzado en 1988 llamado “No te preocupes, se feliz” La Biblia nos dice lo mismo…. ¡No tienes que preocuparte por nada! Filipenses 4:6-7 “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.”

Podemos encontrar muchas cosas en este mundo de las cuales podemos preocuparnos. ¡Dios nos da muchas más razones por la cuales tener esperanza! Él está en control, Él nos ama y Él sabe cada preocupación que podemos tener alguna vez. Entrégale todas tus preocupaciones a Dios. 1 Pedro 5:7 “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.”

2. Dios tiene un plan y un propósito para tu vida.

Tú has sido creado por Dios con un propósito. No estás aquí en este planeta por error. Dios te creó, te amó y tiene un plan para ti. La preocupación puede venir cuando no sabes que es lo que va a suceder en el futuro, pero Dios sabe que es lo que va a suceder en tu futuro y podemos tener esperanza en Él. Jeremías 29:11 “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”

Si nosotros supiéramos exactamente qué es lo que va a pasar mañana, o la próxima semana, o el siguiente año y por el resto de nuestras vidas probablemente ¡estaríamos asustados! Dios sabe que es lo que esta delante de ti, estamos a salvos en sus manos. Sus pensamientos no son como los nuestros. Sus planes para nuestras vidas son mejores de los que nosotros podemos imaginar. Podemos tener esperanza en Él y confiar en Él para guiarnos en nuestro viaje. Isaías 55:8-9 “Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos —afirma el Señor —. Mis

caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!”

3. ¿Dónde has puesto tu esperanza?

Algunas personas han puesto su esperanza en el dinero, dicen: “Con el dinero saldré de esta”. Otros quizá ponen su esperanza en la suerte, como personas del deporte que tienen que usar un cierto par de “medias de la suerte” pues piensan que con ello podrían ganar el juego. Muchas personas ponen su esperanza en otros para salvarlos o darles lo que necesitan, pero luego se dan cuenta que son decepcionados. ¿Dónde has puesto tu esperanza?

El único lugar seguro para poner tu esperanza está en Dios. Esperanza significa crecer para el mejor resultado. Cuando tenemos esperanza en Dios, nuestra esperanza de que las cosas tengan los mejores resultados está centrada en Dios. 1 Timoteo 6:17 dice, “A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.” Podemos poner nuestra esperanza en Dios porque él quiere lo mejor para nosotros. Él es inmutable, nunca falla y siempre está ahí para nosotros sin importar que. El nombre de Dios es más alto y más grande que el dinero, Él es más seguro que la suerte, y más amoroso que cualquier persona. Mi esperanza está en Dios y yo siempre puedo contar en él.

REFERENCIAS BÍBLICAS

Salmos 42:5; Salmo 62:5; Isaías 40:31; Mateo 6:25-34; Romanos 5:5; Efesios 1:12; Filipenses 4:6-7; 1 Timoteo 4:10; 1 Timoteo 6:17; Hebreos 6:18; 1 Pedro 5:7

**Ingresa al link para descargar la hoja de preguntas y una guía para padres de niños con habilidades diferentes:

Kidscdv

@caminodevida.com

*Lecciones basadas en el currículum FAITH, HOPE AND LOVE de Hillsong Kids.